Es curioso cuando la gente te pregunta: ¿y dónde está la espartería? y al responderles que está en la calle Cava Baja te miran sorprendidos diciendo: “pero si he pasado mil veces y no la he visto” ya es el colmo cuando añaden: “lleváis poco tiempo ahí”?

Pues sí, estamos en la Calle Cava Baja, zona de tapeo y cañas conocido por todo madrileño que se precie y todo turista nacional o extranjero que se deje aconsejar bien.

Dicho lo dicho, ¿qué hace una tienda de artesanía en una calle de bares? Pues lo que ha pasado en Cava Baja con los bares es parecido a lo que le ha pasado a la Gran Vía con las tiendas de moda, que los más jóvenes no se acordarán pero antes no era así. Antes había otro tipo de comercios y los teatros no tenían nombres de multinacionales ni grandes empresas.

La Cava Baja durante mucho tiempo ha sido una calle con comercios de los de toda la vida: cacharrerías, cordelerías, ferreterías, tiendas de tripas, fabricantes de cubas, corcherías, tiendas de semillas, boterías, casas de cribas y, por supuesto esparterías. Muchas de las cosas que antes se vendían estas tiendas que tienden a desaparecer ahora las puedes encontrar en la Espartería y es que como dice el dicho: “Adaptarse o morir” (que no “adaptarse a morir”). Para vuestro descanso aclaramos que tripas no tenemos 🙂 pero sí cuerdas y cordeles, botas y cacharros varios.

Sí aún no conoces la tienda te invitamos a que te pases y compruebes por ti mismo que estamos en la calle Cava Baja. Es perfecto para quedarte luego de cañas :O

Juan Sánchez